DESPRENDIMIENTO DE RETINA

DESPRENDIMIENTO DE RETINA

DESPRENDIMIENTO DE RETINA

La retina es una delgada capa de nervios que cubre el interior de ojo. Está adherida a la superficie interna del globo ocular y juega un papel semejante al de la película en una cámara fotográfica.

Cuando la luz entra en el ojo, pasa a través de la córnea, y el cristalino la enfoca en la retina; ésta transforma la energía luminosa en una impresión visual y transmite la información al cerebro por medio del nervio óptico.

Hay que distinguir dos partes de la retina:

– la parte central que es la mácula, nos permite la visión con mayor detalle, es la zona que se utiliza para leer, conducir, etc.
– la parte periférica. Es la responsable de la visión que tenemos cuando estamos leyendo, y por ejemplo entra una persona en la habitación: no la vemos con detalle pero la percibimos.

Para que pueda funcionar bien, la retina debe ser nutrida por la capa que está detrás de ella: la coroides. Cuando la retina se “desprende” se separa de la coroides, flota en el humor vítreo y deja de funcionar. Si no se trata a tiempo, esta enfermedad puede conducir a un deterioro importante e incluso a una pérdida completa de visión.

Cuando se desarrolla un desgarro o agujero en la retina el líquido de la cavidad vítrea se acumula debajo de ella, de este modo, va levantando la retina de su posición normal contra la pared del ojo. Esta separación se llama desprendimiento de retina, y cuando esto sucede se pierde la visión, con la posibilidad de no recuperarla si no se trata a tiempo.

Algunas personas tienen mayor probabilidad a desarrollar desprendimiento de retina: post cirugía de catarata, miopía alta, historia familiar de desprendimiento de retina, traumatismos e infecciones de globo ocular, o aquellas personas que previamente tuvieron un desprendimiento en el ojo contralateral.

Algunos casos de desprendimiento de retina son tratados por medio de una vitrectomía. Algunos ejemplos incluyen desprendimientos con hemorragia vítrea significativa, desprendimientos producidos por infecciones intraoculares y desprendimientos por la tracción ejercida por el vítreo o por membranas en la superficie de la retina. Pudiendo colocarse gas, aceite, perfluorocarbono e incluso realizar LASER.

MÁS INFORMACIÓN EN EL SERVICIO DE RETINA

VER MÁS